Informations et ressources scientifiques
sur le développement des zones arides et semi-arides

Accueil du site → Master → Mexique → Ingeniero → Fertilización Química y Orgánica del Agave mezcalero (Agave angustifolia Haw) en Oaxaca

Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro (UAAAN) 2001

Fertilización Química y Orgánica del Agave mezcalero (Agave angustifolia Haw) en Oaxaca

CRUZ JUAREZ, EULOGIO

Titre : Fertilización Química y Orgánica del Agave mezcalero (Agave angustifolia Haw) en Oaxaca

Auteur : CRUZ JUAREZ, EULOGIO

Université de soutenance : Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro (UAAAN)

Grade : Ingeniero Agrónomo 2001

Introduction
El agave mezcalero ó “espadín” (Agave angustifolia Haw) es un maguey de gran importancia económica para Oaxaca, por ser la materia prima para la elaboración del mezcal, bebida tradicional que se produce en el Estado. La primera plantación de maguey espadín se realizó a principios de 1900 en terrenos de Matatlán, Tlacolula, Oax. Este maguey es el que ha merecido la máxima atención de quienes lo cultivan debido a que produce las piñas más grandes y de mayor concentración de azucares. El cultivo de esta variedad se extendió rápidamente a todas las zonas productoras de mezcal como Miahuatlán, Ejutla y en el distrito de Yautepec (Sibaja, 1989). En la actualidad, en Oaxaca existe una zona reconocida como “Región del Mezcal”, donde se cultivan alrededor de 11,756 hectáreas de agave mezcalero, abarcando aproximadamente 59 municipios y 152 comunidades (ICAPET, 1999). Del total de productores que cultivan agave mezcalero, un 14% aplica abono natural, un 4% realiza la fertilización química y la gran mayoría (82%) no fertiliza su maguey. Las plantaciones de agave mezcalero que se desarrollan en lomerío y montaña se caracterizan por disponer de suelos de baja fertilidad, mínimo espesor, alta pendiente y pedregosidad ; lo que contribuye al empobrecimiento y erosión del suelo. La erosión se incrementa por sembrarse maguey en terrenos accidentados que presentan pendientes superiores a los 15° e incluso rebasan los 45° ; la práctica cultural de los deshierbes manuales, deja descubierto el suelo e impide la aportación de materia orgánica al suelo. Aunado a lo anterior, la forma de plantación, no toma en cuenta las curvas de nivel, ni la pendiente del terreno (Palma, 1989). En la parte de la planicie, la plantación predominante es el maguey con maíz y frijol intercalados durante los tres primeros años de crecimiento del maguey. Por la pobreza de los suelos y la nula fertilización, se establece una fuerte competencia entre cultivos por nutrimentos, luz y agua. El objetivo del presente trabajo es generar las primeras aproximaciones sobre fuentes y dosis de la fertilización mineral y orgánica, para conservar la fertilidad y productividad de los suelos en el cultivo del agave mezcalero de Oaxaca. Las hipótesis que se plantean son las siguientes : existe respuesta individual y/o de conjunto a la fertilización mineral con nitrógeno, fósforo y potasio. Existe respuesta individual y/o de conjunto a la fertilización orgánica con composta, estiércol y micorriza. Al menos un tratamiento, ya sea de fertilización química o fertilización orgánica, es estadísticamente superior al testigo absoluto. Finalmente, mediante mediciones de variables de crecimiento no destructivas es posible conocer, en el corto plazo, la respuesta del agave mezcalero a los tratamientos de fertilización aplicados. Al realizar los primeros experimentos sobre fertilización química y orgánica en agave mezcalero en Oaxaca, se pretende contribuir en la solución a esta problemática, dada la escasa investigación sobre este tema. El trabajo de tesis queda comprendido dentro del proyecto de investigación No. 1692 titulado “Evaluación de la Respuesta del Agave Mezcalero (Agave angustifolia Haw) a la fertilización de plantaciones comerciales” ; proyecto que se desarrolla en el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales Agrícolas y Pecuarias (INIFAP), en el Campo Experimental Valles Centrales de Oaxaca ; contando con el apoyo financiero del mismo Instituto ; del Sistema de Investigación Regional Benito Juárez (SIBEJ) del CONACYT ; y de la colaboración de los productores de maguey del Distrito de Yautepec y de la Región de los Valles Centrales.

Présentation

Version intégrale (3,88 Mb)

Page publiée le 7 octobre 2017