Informations et ressources scientifiques
sur le développement des zones arides et semi-arides

Accueil du site → Master → Mexique → Maestría → Distribución potencial de las comunidades de pinos a través de un proceso de evaluación multi-criterio basado en SIG en el municipio de Casas Grandes, Chihuahua

Instituto Politécnico Nacional (IPN) 2009

Distribución potencial de las comunidades de pinos a través de un proceso de evaluación multi-criterio basado en SIG en el municipio de Casas Grandes, Chihuahua

García Nájera, Erika Antonia

Titre : Distribución potencial de las comunidades de pinos a través de un proceso de evaluación multi-criterio basado en SIG en el municipio de Casas Grandes, Chihuahua

Auteur : García Nájera, Erika Antonia

Etablissement de soutenance : Instituto Politécnico Nacional (IPN)

Grade : Maestría en Ciencias Quimicobiológicas 2009

Résumé
RESUMEN : (Introducción) En México existen seis biomas o zonas ecológicas : tropical húmeda, tropical subhúmeda, templada húmeda, templada subhúmeda, áridas y semiáridas y zacatonales alpinos. Estas zonas están definidas con base en las afinidades que presentan sus componentes bióticos, climáticos y geográficos. Dentro de ellas, destaca la zona ecológica templada subhúmeda, por contener elementos vegetales económicamente importantes y por ser la segunda de mayor extensión en cuanto a la superficie que abarca con 1.8 billones de ha (Challenger, 1998 ; Granados et al., 2007). La zona ecológica templada subhúmeda es característica de las regiones montañosas del país y esta compuesta por varios tipos de vegetación. Todos ellos se desarrollan en un clima con inviernos fríos (a menudo con temperaturas bajo cero) y con lluvias que van de escasas a insignificantes, en tanto que los veranos son cálidos y húmedos. Dada la ubicación de México, dentro de los trópicos, la presencia del bioma templado subhúmedo se relaciona con el efecto de la altitud y con su vínculo al clima. A mayor altitud la temperatura baja, por lo que este bioma se asocia estrechamente con las zonas montañosas (Challenger, 2003). No obstante, la presencia, distribución y variabilidad de los ecosistemas templados en las zonas montañosas del país, no sólo depende de la existencia de éstas, sino de otros factores como son la abundancia y la estacionalidad de la lluvia, el tipo de suelo, la orientación de la ladera con respecto al sol y la historia biogeográfica de la zona, entre otros (Challenger, 1998). Sin embargo, cabe destacar que, la misma altitud, abundancia y la estacionalidad de la lluvia juegan un papel preponderante y determinan la distribución de los ecosistemas en “pisos ecológicos” en las zonas montañosas (Challenger, 1998).

ABSTRACT :(Background) In Mexico there are six biomes or ecological zones : humid tropical, subhumid tropical, humid temperate, subhumid temperate, arid and semi-arid and alpine zacatonales. These zones are defined based on the affinities that their biotic, climatic and geographic components present. Among them, highlights the temperate subhumid ecological zone, because it contains economically important plant elements and for being the second largest in terms of the area covered by 1.8 billion ha (Challenger, 1998, Granados et al., 2007). The subhumid temperate ecological zone is characteristic of the mountainous regions of the country and is composed of several types of vegetation. All of them develop in a climate with cold winters (often below freezing temperatures) and with rains ranging from low to insignificant, while summers are hot and humid. Given the location of Mexico, within the tropics, the presence of the subhumid temperate biome is related to the effect of altitude and its link to climate. At higher altitudes the temperature drops, so this biome is closely associated with mountainous areas (Challenger, 2003). However, the presence, distribution and variability of temperate ecosystems in the mountainous areas of the country, depends not only on the existence of these, but on other factors such as the abundance and seasonality of rainfall, the type of soil, the orientation of the slope with respect to the sun and the biogeographic history of the area, among others (Challenger, 1998). However, it should be noted that the same altitude, abundance and seasonality of the rain play a predominant role and determine the distribution of ecosystems in "ecological floors" in mountainous areas (Challenger, 1998).

Présentation

Version intégrale (5,65 Mb)

Page publiée le 16 janvier 2020